Miles de niños y jóvenes son impulsores de paz y convivencia en Cali

Por medio de los programas La Paz es mi cuento y Sumar paz, restando violencias, de la Secretaría de Paz y Cultura Ciudadana, durante el 2017 más de dos mil niños, niñas, jóvenes y adolescentes, que residen en contextos de alto riesgo, recibieron herramientas de resolución pacífica de conflictos para ser promotores de convivencia, paz y cultura ciudadana en sus colegios, en sus hogares, en sus barrios.

Foto Alcaldía de Cali

Por un lado, 1.117 niños y niñas participaron en la elaboración de la primera edición de la cartilla pedagógica La paz es mi cuento, un viaje de 37 páginas, que recoge historias, anécdotas, juegos y dibujos elaborados por los mismos niños, como parte de un ejercicio participativo, que incluye temas como la familia, la importancia de respetar mi cuerpo, el autocuidado, la prevención de reclutamiento forzado de menores, entre otros.

Con esta edición, ya son once las series de este proyecto que ha llegado a 3.807 niños y más de 20.000 familias que residen en Cali de distintas comunas y corregimientos. Esta iniciativa ha sido resaltada, incluso, por expertos y líderes internacionales que a finales del 2017 visitaron nuestra ciudad en el marco del Living Lab, quienes tuvieron la oportunidad de compartir con algunos de los niños que integran La Paz es mi cuento, alrededor de un picnic literario.

“Es impresionante ver cómo los niños y los jóvenes de territorios muy afectados por la violencia en Cali están tan comprometidos con tener una vida distinta, con resignificar las lógicas de violencia que viven en la cotidianidad y con entender que la paz se construye con acciones del día a día. Son niños y jóvenes comprometidos con construir paz en nuestra ciudad”, destaca la secretaria de Paz y Cultura Ciudadana, Rocío Gutiérrez Cely.

Por su parte, con Sumar paz, restando violencia, la Secretaría de Paz y Cultura Ciudadana logró beneficiar a 1.086 jóvenes. Esta iniciativa, presente es más de diez comunas y corregimientos, ofrece talleres de prevención de violencia y promoción de la paz, inculcando el adecuado aprovechamiento del tiempo libre a los jóvenes y adolescentes de sectores vulnerables de Cali.

Edwin Humberto Manzano, rector de la Institución Educativa Carlos Holmes Trujillo, sede Lisandro Franky, resalta que: “Esto es muy importante porque causa un alto impacto en la formación integral de nuestros educandos y más teniendo en cuenta el contexto en el que nos movemos en esta comuna y en esta sede, de violencia, de pandillas, de maltrato intrafamiliar, que es lo que los estudiantes ven por lo general en sus casas, en sus cuadras. Darles esta oportunidad de que en el colegio vean estas estrategias con las que la Secretaría interviene en la institución hace que sean mulitplicadores de la paz en el colegio y en sus entornos”.

Fuente: Alcaldía de Cali / Andrea Barrero B

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.