“Cali es el mejor lugar para la salsa”: Los hermanos Lebrón

Desde el momento en que los recibimos en la entrada de la Javeriana, comenzó la procesión de quienes querían tomarse una foto con ellos. Su entrada se produjo sin protocolos, ni agendas previstas. El caso es que la entrevista de los hermanos Lebrón con Cali Buenas Noticias se convirtió en todo un acontecimiento bajo el sol canicular de un mediodía caleño.

hermanos Lebrón
José, Angel y Frank Lebrón dialogan con el director de Cali Buenas Noticias, Jorge Manrique Grisales en la Universidad Javeriana de Cali / Foto CBN.

Por Jorge Manrique Grisales
Director de Cali Buenas Noticias

José, Angel y Frank Lebrón llegaron a bordo de un vehículo blanco del que descendieron sin afán. Pacientemente posaron para las fotos de quienes los reconocieron en la portería de la Javeriana . “Mi esposo no va a creer la foto que le voy a enviar por Whatsapp”, exclamó una vendedora de minutos, luego de asegurarse que en la pequeña pantalla de su teléfono habitaba una leyenda de la salsa.

Subieron lentamente por el sendero de la capilla y a cada paso aparecían caras sonrientes que querían estrechar su mano y tomarse una foto. Desde los mayores hasta los jóvenes se entusiasmaron con la presencia de los Lebrón en la Javeriana Cali. La procesión fue larga hasta la sombra fresca de una de las cafeterías de la Universidad donde nos sentamos a conversar. Lo cierto fue que comprobaron por qué cuando cantan en Cali, todos se saben sus canciones, desde las viejitas como “Salsa y control” hasta las más nuevas, tal como lo recordó Angel.

Hablaron de canciones que, como el buen vino, con los años se ponen mejor. “A veces quienes alternan con nosotros en los conciertos nos dicen que para ellos es difícil alcanzar la atmósfera que logramos en tarima… Es como si nos metiéramos en un mundo en el que nadie más puede entrar”, señaló Frank.

Esto explicaría, quizás, porqué no hay a la vista guardianes en la heredad de los Lebrón en la siguiente generación. Ellos sienten que algo los sigue uniendo a Pablo, su hermano mayor y vocalista del grupo, quien marchó primero a la muerte en 2010. La voz de Frank se quiebra un poco cuando relata esa conexión mágica y expresa que su hermano tenía una voz privilegiada.

Los Lebrón se consideran como un clan en el que cada quien tiene lo suyo pero que se conectan a través de las letras que componen todos. 

Cocinando la salsa

Frank explica que más allá si la salsa salió de cuba o de Puerto Rico, fue en NuevaYork donde estaban todos los ingredientes para cocinar este ritmo. En los años 70 ellos mismos se untaron de todo eso y comenzaron una carrera que explotó con “Salsa y control”.

Después subiría “La Temperatura” y aparecerían todos los éxitos con los que Cali los consagró. “Cali y Colombia son el mejor lugar para la salsa en el mundo”, no vaciló en afirmar Angel.

Su último trabajo “Qué cosas”, que se lanzó en los últimos días en Cali, es como el camino de la vida contado desde los tiempos de Pablo Lebrón. “Es como si nuestro hermano José hubiera pensado el pedacito que cada uno debería interpretar”, señaló Frank.

Hablan allí de los contrastes de la vida. El amor, la amistad, la traición, los desencuentros, la riqueza y la pobreza… En fin, la vida en toda su crudeza, con el sello característico de los Lebrón. Una historia de vida que interpretan con el sentimiento de siempre, después de 37 años que sonara por primera vez en la voz de Pablo Lebrón.

El sol seguía inclemente fuera de la sombra fresca donde conversamos por casi una hora. Sin embargo, eso no fue obstáculo para que estudiantes, personal de mantenimiento y otros miembros de la comunidad Javeriana esperaran que termináramos para continuar con la procesión de selfies el consabido apretón de manos a quienes siendo una leyenda de la salsa.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.