Se invertirá en producción más limpia para la porcicultura de Palmira

La CVC como integrante de la Mesa Técnica Porcícola que lidera Palmira, hizo parte de la evaluación que se adelantó para definir las acciones prioritarias requeridas para mitigar el impacto de pequeños y medianos productores sobre los diferentes componentes ambientales y la comunidad en general.

Foto CVC

 Este análisis facilitó que dicha mesa presentara a la Corporación una propuesta para el mejoramiento sostenible del sector priorizando la intervención sobre el centro poblado de Barrancas, en el cual se concentra un número importante de productores con bajo nivel de tecnificación.
 
De esta forma, y con el propósito de mitigar el impacto ambiental negativo generado por los actuales modelos de producción del sector porcícola, la CVC junto al municipio suscribieron un convenio para prácticas de producción más limpia para porcicultores del centro poblado de Barrancas.
 
“Este convenio es muy importante, pues contribuye primero a mitigar los impactos ambientales no sólo en la zona sino sus alrededores y adicionalmente la comunidad y los pequeños y medianos productores desarrollarán su actividad de una manera más limpia y tecnificada”, explicó Humberto Sotelo de la Dirección Técnica Ambiental de la CVC. 
 
Es así como el costo total del convenio será de 204 millones de pesos de los cuales, la CVC aportará 170 millones y el municipio de Palmira 34 millones. Dentro de las actividades que se realizarán está el levantamiento de la línea base de unidades productivas para identificar los actores relevantes, cartografía temática social y ambiental, inventario porcino, análisis de riesgo, entre otros.
 
Posteriormente, se efectuará la socialización, sensibilización y capacitación del proceso a implementar y la selección de los predios sujetos a mejoramiento técnico, con la propuesta de tecnologías apropiadas para la mitigación y minimización del problema ambiental identificado y su respectiva implementación.
 
Cabe anotar, que el Valle del Cauca ocupa el tercer lugar en producción de carne porcina del país y en la zona suroriente del Departamento se encuentra una gran población dedicada a esta actividad. Además, gran parte de las granjas se ubican en zonas de ladera y zona plana, cerca de cuerpos de agua y en su gran mayoría son pequeñas y de traspatio, lo que hace que se dificulte su ubicación y control ambiental. 
 
La porcicultura vallecaucana ha evidenciado un proceso de expansión dentro de la economía regional, está catalogada como una industria que genera alta carga de residuos orgánicos que llegan a convertirse en contaminantes cuando hacen mal uso o son vertidos a los cuerpos de agua y al suelo.
 
 Fuente: CVC / Paula Sepulveda

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.