Tejiendo por la vida

Tras recibir una capacitación sobre el manejo de los residuos sólidos, Idalia Guerrero tuvo una serie de ideas amigables con el medio ambiente. Conversó con su amiga Esperanza Zuñiga sobre lo que tenía en mente,  y tiempo después emprendieron una valiosa actividad con otras mujeres de la Comuna 18.

Por Lina Marcela Rodríguez-CBN

Foto Lina Rodríguez / tres representantes del grupo de mujeres emprendedoras de la Comuna 18

Con la idea de contribuir a la conservación del medio ambiente y el objetivo de disminuir los desechos, un grupo de mujeres de la Comuna 18 dan forma con sus manos a productos que son útiles para el hogar. 

Este grupo le da un nuevo uso a desechos de telas, papel de revista, objetos de vidrio, plástico y latas, entre otros materiales. Idalia Guerrero comenta que “la idea es mermarle basura al mundo. Con los retazos de tela se hacen coge ollas, cojines y con las tiras largas se hacen trapeadores. Eso ayuda a reducir el bulto, construyendo otras cosas”. 

Motivadas a cuidar su entorno y promover este tipo de practicas en la comunidad, Idalia, Esperanza y Susana crean sus productos con base en los residuos reciclados limpios, como una solución al problema del alto volumen de basuras que se producen en casa y que han afectado a Cali. Muchos de los residuos terminan en las calles, parques o en los ríos. 

“La idea también es que a partir del grupo de mujeres, podamos hacer presencia y esencia”, dice Esperanza, para quien la sensibilización por el medio ambiente, la creatividad y la feminidad, son los aspectos que se han logrado enlazar y sacar a relucir en el proyecto. 

Delicados y coloridos accesorios hacen parte del trabajo que ellas realizan con sus manos. Son más que unos objetos hechos con material reciclable. A algunas de las mujeres, las indígenas nasa que viven en la Comuna 18 les enseñaron a tejer, les compartieron su tejido, “nos enseñaron que no es tejer por tejer… Se va tejiendo la vida, se van tejiendo las relaciones, se va tejiendo la cosmogonía y la relación con el medio ambiente y con la madre tierra”, agrega Esperanza.

Para las personas que siguen la filosofía de las 3R, reducir, reutilizar y reciclar, es una actividad que simboliza gratitud con la tierra, la búsqueda por el cuidado del medio ambiente, y el amor a este.

Foto Lina Rodríguez
Foto Lina Rodríguez

Además de re utilizar materiales reciclados, hacen productos con semillas y fibras naturales. Para Susana Rubio, “la naturaleza nos aporta. Con ella se puede hacer una cantidad de cosas. Yo le hablo a la gente, voy a los ríos, los cuido, les hablo a las plantas, no hay que desmembrarlas porque ellas son seres vivos, dan oxigeno, frutas, semillas. Si no tenemos plantas no hay aire, no hay vida “. 

Foto Lina Rodríguez

Iniciativas como estas tratan de dar un uso sostenible a los materiales reciclados y los recursos naturales. El manejo adecuado de los residuos es un campo para el eco emprendimiento, y es un espacio para aportar a la preservación de nuestro medio ambiente.

También los habitantes y actores ambientales de la Comuna 18 hacen artesanías con servilletas, roscas de botellas, anillos de las latas, figuras de Animales hechas en botellas, papel periódico y azúcar, como puede apreciarse en las fotos.

 

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.