Omar dejo su pasado atrás, hoy trabaja en su recuperación y se forma para ser un líder

Omar tiene 50 años de edad  y la mitad vivió en la calle en completo abandono consumiendo sustancias sicoactivas, hoy dice que fue una invitación lo que cambió su vida.

Foto Alcaldía de Cali

Muchos son los avances positivos que ha tenido en su vida Omar Satizabal en los últimos cinco meses, ya tiene cédula de ciudadanía, cuenta con servicios de salud, recuperó su autocuidado, su apariencia física es mucho mejor, se acercó de nuevo a su familia y lidera una convocatoria en la comuna 1 de Cali  para que personas en situación de vulnerabilidad puedan estudiar construcción en El Sena.

“Funcionarios de la Alcaldía venían a mi barrio Terrón Colorado a reunirse con personas que trabajan en reciclaje, como cosas del destino a mí me invitaron y yo acudí con un propósito muy diferente, pensando cómo podía sacar provecho económico, pero el resultado fue mucho mejor”, explicó Omar.

Allí funcionarios de la Secretaría de Bienestar Social le tendieron la mano para comenzar su proceso de cambio, lo invitaron a que dejara la vida en la calle y que se convirtiera en un ejemplo para la comunidad, en su proceso se han articulado muchos estamentos como el Centro Escucha de la Secretaría de Salud, “se activó la ruta de atención de salud pública, ya tiene autorizada la cita sicológica y la siquiátrica, ha recuperado su autoestima y el interés de él es vincularse a procesos comunitarios”, explicó Paula Andrea Martínez sicóloga de la secretaría de Salud, quien añadió que la meta más inmediata es resolver el consumo de sustancias sicoactivas para que pueda enfrentarse a otros retos y circunstancias en la vida.

Omar cuenta que su familia nunca le dio la espalda, que fue él quien se portó mal y despreció su apoyo, hoy que ven los avances tan grandes lo reciben más felices, su mamá lo abraza y lo besa cada vez que pasa a su casa a saludarla, ya no duerme en un cambuche sobre la vía, ahora su hermano lo dejó dormir en su casa.

Foto Alcaldía de Cali

“Todas esas cosas las había perdido y hoy gracias al empeño y la voluntad que tengo en salir adelante he venido ganando la confianza, mis planes ahora son estudiar y ayudar a otra gente, la determinación del cambio estuvo fundamentalmente cuando le diagnosticaron cáncer a mi mamá, a partir de allí le pedí a Dios que me ayudara a dejar ese mundo, y como cosas también del Señor mandó a toda la gente que me está ayudando”, explicó Omar.  

Los planes de Omar se consolidan paso a paso, hoy está invitando a personas vulnerables para que se formen gratuitamente como maestros de construcción en El Sena, curso que se dará en el mismo barrio, paralelamente trabaja en su proceso de resocialización y se concentra en dejar por completo el consumo de cualquier sustancia sicoactiva.

Fuente: Alcaldía de Cali / Elizabeth Vernaza Martinez

 

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.