Falcao García: Un premio a la perseverancia

A pesar de los golpes, caídas, lesiones y gracias a una voluntad inquebrantable hoy, Radamel Falcao García se encuentra clasificado al Mundial de Rusia 2018.

Foto Federación Colombiana de Fútbol

Por Claudia Lorena Lasso Cuellar.

Iniciaba el año 2014, era el día 22 de enero y el equipo Mónaco de Francia enfrentaba, con Falcao García en el ataque, al Chasselay por la fecha 21 de la Liga de ese país.

Tras marcar un gol con el que su equipo era parcialmente ganador del encuentro,  Soner Ertek, jugador del equipo rival se acercó al jugador colombiano con el objetivo de defender su arco de un ataque, con tan mala suerte que la jugada terminó en una lesión para ‘El Tigre’.

La cara de Falcao vaticinaba lo peor, los conocedores de ese tipo de lesiones se atrevieron a aventurar lo que resultó ser real, Falcao García tenía una lesión en los ligamentos cruzados de su rodilla izquierda.

Pocos días después fue operado e inició entonces una carrera contra el reloj para lograr que se recuperara en tiempo record y pudiera hacer parte del Mundial Brasil 2014 que iniciaría sólo 5 meses después.

Las expectativas estaban latentes, con cada publicación de Falcao en sus terapias hacía crecer la ilusión de un país de contar con los goles del colombiano en la Copa Mundial, pero la realidad llegó el 2 de junio y reveló que finalmente ‘El Tigre’ no estaría en Brasil.

La decisión se basó en el deseo de no forzar la recuperación del jugador y no provocar así una lesión peor, por lo que el colombiano acompañó a su selección desde las redes sociales, siempre con los mejores deseos.

El Mundial finalizó y se hizo historia. Por primera vez Colombia alcanzó la fase de cuartos de final y Falcao por su parte seguía en su proceso de recuperación, que lo llevó nuevamente a las canchas el 2 de agosto.

Meses después, ese mismo año, se confirmó que García haría parte del Manchester United bajo la dirección técnica de Louis Van Gaal y fue entonces cuando empezó un verdadero dolor de cabeza para los colombianos que anhelaban ver en cancha al colombiano.

Falcao no encajaba en el esquema del técnico holandés y ‘El Tigre’ pasó más tiempo en el banco que en el campo, por lo que poco después pasó al Chelsea F.C. bajo la dirección de José Mourinho.

La historia no fue muy diferente y Falcao no consiguió mostrar todo su potencial en el equipo blue, del que salió al poco tiempo.

Entonces regresó al Mónaco. Leonardo Jardim, su entrenador, decidió darle una nueva oportunidad y fue allí donde consiguió recuperar e incluso mejorar su nivel.

Algunas lesiones lo han afectado, pero ha logrado recuperarse y levantarse más fuerte todavía.

Hoy después de contribuir con sus goles está clasificado al Mundial de Rusia 2018, cumplirá su sueño y seguramente dará todo de sí para que la Selección Colombia avance en cada instancia de la competencia.

Es Falcao García un ejemplo de perseverancia ya que como él mismo asegura “La verdad, le quiero agradecer a Dios. Me perdí el Mundial, después pasé dos años horribles, pero Dios me dio la esperanza para seguir adelante, y Jesús restaura y lo ha hecho conmigo, y sé que lo puede hacer con todas aquellas personas que están pasándola mal”.

No queda más que esperar el pitazo inicial del Mundial el 14 de junio de 2018 y por lo pronto, gracias Falcao García por enseñarnos a creer.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.