José Mosquera interpreta la balada de su vida con la tecnología

José Eliseo Mosquera Correa es un joven que cree en el arte y en la educación como ámbitos que generan cambios positivos a nivel personal y social. A sus 22 años de vida ha encontrado sus dos pasiones: la música y los sistemas.

Foto Lina Marcela Rodríguez- CBN

Por Lina Marcela Rodríguez-CBN

“Uno mismo se pone las limitaciones, pero se puede cambiar y demostrar de lo que eres capaz. Todos tenemos un pequeño arte, solo que a veces las personas de alrededor nos quieren opacar”, dijo José Mosquera al referirse a sus experiencias de vida. 

Según él, muchas de esas “limitaciones” que aparecen en la vida no son más que barreras mentales que van desapareciendo en la medida que se toma el control de las situaciones, y se dejan de lado de lado los sentimientos negativos. José es un gran ejemplo de lo que se es capaz con una mente positiva y abierta al cambio. También José representa uno de los rostros que sacan la cara positiva por el sector.   

Recuerda que desde que desde que era un niño pequeño le gustaba cantar. Un día sus amigos del colegio lo convencieron para que se subiera a la tarima y cantara en la semana cultural del colegio. De esta manera, José dejo de lado la pena y se presentó en varias ocasiones en eventos escolares. El canto se convirtió en una de sus actividades favoritas.

Adicional al canto a José le llamaban la atención los computadores. Comenta que desde los 12 años, tenía curiosidad y deseos de aprender sobre sistemas. Varias veces “cacharreaba” el computador de su tía, pues para él era una forma de aprender mientras llegaba el día en el que pudiera estudiar algo relacionado con sistemas. Así, aprendió empíricamente a armar y desarmar computadores y hacerles limpieza. 

Otra actividad que hizo durante la época escolar fue el baloncesto en silla de ruedas. Cuando estaba en el colegio miembros de un club deportivo lo invitaron a hacer parte de su grupo. Entonces en esta época hizo parte del Club Deportivo Nuevos Horizontes. Por diferentes situaciones que estaba afrontando tuvo que dejar el deporte. Años más tarde realizó terapias con la ayuda de su tía que le permitieron empezar a caminar.

Durante este periodo, José cuenta que por situaciones familiares bastante difíciles que estaba atravesando en su vida, él se había dejado llevar por sentimientos negativos, pero tiempo después “nacio” otro José, un joven que ahora quería hacer cosas diferentes.  

Pasados varios años tuvo la oportunidad de inscribirse en el programa ‘Punto Vive Digital’. Cuando finalizó este programa quiso continuar con otro curso, pero debía terminar sus estudios en el colegio antes de seguir. Organizo su tiempo y apenas logró terminar sus estudios en el colegio, se vinculó al programa ‘Rumbo Joven’. 

La profesora Maribel, quien fue docente en ambos cursos, comentó que él fue un alumno destacado durante su proceso. Por ello ve en él todas las capacidades para que él se enfrente al mundo laboral.

Ella cuenta que en el curso de ‘Punto Vive Digital’ se enseña a los jóvenes sobre los usos del computador y en ‘Rumbo Joven´, se brindan herramientas para el trabajo. Estos dos cursos complementan el proceso de aprendizaje de los jóvenes, y les permiten ser más competentes. La idea es potenciar las capacidades de cada uno. 

Estos programas tuvieron lugar en el ‘Tecnocentro Cultural Somos Pacifico’, un espacio de encuentros, cultura, educación, arte, creatividad, tecnología, emprendimiento, inclusión y tolerancia. Ubicado en el barrio Potrero Grande en Cali, este espacio cultural ha aportado valiosas herramientas y valores que han aportado a las trayectorias de vida de varios niños, jóvenes y adultos de sectores vulnerables.

Foto Lina Marcela Rodríguez- CBN

José cuenta que por medio del Tecnocentro ha recibido un apoyo significativo, y que gracias a esto emprendió un proceso de cambios positivos que le han permitido fortalecerse a nivel personal y desarrollar más capacidades a nivel de conocimientos.

José es un joven que transmite carisma y fortaleza, valores que ha cultivado durante su proceso en el Tecnocentro y que lo impulsaron a mejorar como persona. Otros valores que ha potenciado son la autonomía y la confianza en si mismo, los cuales le han permitido avanzar. Su familia y amigos igualmente han contribuido en su proceso.

En poco tiempo ha logrado grandes cambios. En sus propias palabras fue un cambio de 180 grados: ya no era el joven de pocas palabras, que quería estar alejado de los demás. Optó por cambiar, incrementó sus interacciones con las personas, se volvió más disciplinado, aprendió a expresarse mejor y a sonreír más.

En los cursos adquirió varios conocimientos en programas de Microsoft Office, y como complemento de este aprendizaje él ve video-tutoriales pues desea seguir aprendiendo.

En sus tiempos libres le gusta cantar, actividad que simboliza otra de sus pasiones. Juntos con dos amigos de la infancia, quienes también hicieron el curso de ‘Rumbo Joven´, tiene un grupo de música R&B. Su estilo es balada combinada con rap.

José expresa que le gustaría dedicarse a la música en un futuro, pero no para obtener dinero sino porque es algo que le nace hacer. Uno de sus planes es grabar su música en un estudio y darla a conocer. 

Recuerda que una vez él y sus amigos subieron a la tarima del barrio, y las personas pensaron que ellos también iban a cantar “rap grosero”, pues muchos grupos estaban cantando ese estilo de rap. Pero “las personas quedaron impactadas porque estábamos cantando balada combinada con rap, mi amigo estaba cantando romántico, y después mi otro amigo lo hizo aún más romántico y luego llegue yo con rap y un buen mensaje”.

En su opinión en estos sectores “hay mucho talento solo que hay personas no lo quieren aceptar. Hay grandes bailarines de salsa caleña y hip hop”.

Foto Lina Marcela Rodríguez- CBN

Uno de sus sueños es cambiar las percepciones negativas que giran en torno los barrios del oriente de Cali y tener una casa de encuentro de arte en el sector. En este sentido él cree que “esos son los cambios que tenemos que hacer nosotros los que vivimos acá, y no negar el lugar de dónde venimos, porque si hacemos algo bueno nos reconocerán por algo positivo”.

De acuerdo con él, es importante que el sector sea visible por las actividades culturales, y no solo por las situaciones negativas. Pero a diario, los medios de comunicación inundan a los ciudadanos de noticias que opacan el lado positivo de las cosas.

En estos sectores también se construyen historias que no se enfocan solo en los problemas sino en las iniciativas, las capacidades, los esfuerzos, y las oportunidades que abren mejores horizontes.    

Gracias a sus esfuerzos y sus ganas de salir adelante José termino recientemente su proceso de formación con los cursos ‘Punto Vive Digital’ y ‘Rumbo Joven’, y se encuentra a la espera de iniciar su pasantía.  

Su plan además de seguir con la música, es tener una experiencia laboral para poner en practica los conocimientos adquiridos en los cursos, y así mismo tener un trabajo remunerado para ahorrar y pagar una carrera profesional.  Una de las metas de este joven es convertirse en un ingeniero de sistemas y “demostrarle a todos que si se puede, y que yo puedo”.  

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.