Cuando la vida de un niño lo cambia todo

Margarita Lenis es una caleña que durante 18 años ha estado realizando una labor que llenó su vida de alegría y satisfacción. En este tiempo ha liderado junto con un gran equipo, un proyecto por medio del cual encontró la misión de su vida.

Foto Fundación Casa de Colombia
Foto Fundación Casa de Colombia

Por Lina Marcel Rodríguez-CBN

Para Margarita, uno de los aspectos más importantes en la vida es “buscar en qué podemos ser felices”. Mucho se lo enseñaron sus padres, y también lo fue aprendiendo en el diario vivir.  Recuerda que desde muy joven contaba con un sentido social,  influenciado principalmente por las labores sociales que su padre desarrollaba.

Ella estudió Administración porque le gustaba manejar empresas y emprender, pero nunca pensó que su trabajo iba a ser la dirección de un proyecto que impacta a tantas personas, cambiando sus vidas, incluyendo la de ella misma.

Cuando tomó la decisión de trabajar en el proyecto en el año 1999,  Cali estaba pasando por un momento difícil de inseguridad, por lo que  muchas personas estaban migrando hacia otras partes. Fue por esta situación que Margarita llegó para dirigir la Fundación Casa de Colombia.    

Inicialmente iba dos veces a la semana a la fundación, hasta que se convirtió en una actividad diaria, pues servir a la comunidad la motivaba. De esta forma, Margarita encontró su pasión en lo que hacía cada día y en todos los procesos que se llevaban a cabo con los niños.

“Es el empuje y las ganas que tengas de ayudar y de prestar servicio, eso te llena tanto el alma que al terminar el día quedas con una felicidad por el deber cumplido que no se puede explicar. En el momento en que encuentres tú pasión en lo que trabajas, entonces ya no trabajas, estas poniendo el 100% de tú ser”, expreso Margarita recordando una frase de Confucio. Ahí se dio cuenta que había llegado al sitio correcto y cada día que pasaba se enamoraba más de su labor.

Dentro de los programas que conoció cuando se vinculó a la Fundación Casa de Colombia, el que más le fascinó y la impactó fue el de Salud.  Comenta que la fundación también cuenta con un programa en el que se apoya el proceso de educación de los niños.

Foto Fundación Casa de Colombia
Foto Fundación Casa de Colombia

Experiencia en la labor con los niños

Margarita recuerda que inicialmente manejaban un programa a través del cual enviaban a niños con patologías complejas a Estados Unidos para que fueran atendidos por médicos especialistas.  Para esta actividad se contó con la colaboración de varias organizaciones como Healing the Children y Shriners Hospital y de la empresa privada. A su llegada a Estados Unidos los niños eran ubicados en un hogar de paso, donde sus “padres” temporales se ocupaban de todo el proceso médico.

Recuerda dos casos que le impactaron, entre ellos el de una niña que fue amputada de ambas piernas a quien se le adaptaban cada año sus prótesis, y el de un niño que recibió transplante de corazón y de pulmón en aquella época en la cual en Colombia no se realizaban este tipo de cirugías.

Otro de los programas bandera de la Fundación Casa de Colombia, es el de las Jornadas de Ortopedia Infantil, que se realizan desde hace 25 años en la Fundación Hospital San José de Buga, con el apoyo de la organización norteamericana Silver Service Childrens Foundation, beneficiando a casi 400 niños en el año, con intervenciones quirúrgicas y tratamientos que les permiten mejorar su calidad de vida. Para esto, la fundación ha contado también con el apoyo de médicos colombianos liderados por el Dr. Julio César Palacio, quien es el director médico Ad honorem de la fundación.

De esta Jornada nacieron también las Jornadas de Columna Infantil, que se llevan a cabo dos veces al año en la Fundación Valle de Lili, con el apoyo de las organizaciones Global Spine Outreach y Medtronic, donde se atienden un promedio de 80 niños y se realizan entre 10 y 15 procedimientos quirúrgicos de alta complejidad.

Hace ocho años Margarita tuvo la experiencia de ir con un grupo de yoga a la India, y coincidió con una invitación a hacer servicio social con la organización A Leg to Stand On, donde estaban realizando una practica de Ponsetti training, que es un entrenamiento para corregir problemas de pies y piernas de niños recién nacidos por medio de una terapia de yeso sin necesidad de intervención quirúrgica.

Comenta que otro de los programas importantes de la fundación, es el de las Jornadas Preventivas Pediátricas, Auditivas, Visuales y Odontológicas, que han sido de gran impacto porque permiten llegar a la población infantil más vulnerable de Cali y sus alrededores. Las jornadas pediátricas preventivas cuentan con la ayuda del Dr. Julio Cesar Reina, quien como menciona Margarita, es un médico investigador pediatra caleño que ha entregado su conocimiento al servicio de la comunidad.

Foto Fundación Casa de Colombia
Foto Fundación Casa de Colombia

La fundación ha tenido muchos cambios a través del tiempo.  Gracias al compromiso de sus colaboradores en especial el de Adriana Gómez,  la Trabajadora Social, cuya labor es de entero compromiso, arranque y positivismo. 

Finalmente, Margarita afirma que “se debe mantener un buen voluntariado, sembrando conciencia de la necesidad de servir, y que esto puede iniciar desde tu entorno inmediato. Solo con la unión de fuerzas es posible hacer la diferencia”.

3 Responses to "Cuando la vida de un niño lo cambia todo"

  1. LuciaAnzola   septiembre 19, 2017 at 4:28 am

    Margarita que maravilloso reconocimiento te han hecho de esa labor tan linda y esa dedicacion permanente con la Fundacion , es un orgullo inmenso ver los resultados que han logrado todo ese equipo y la felicidad de ver los resultados que le han devuelto la felicidad a tantos muchachitos.,Te felicito , te admiro y te quiero muchisimo un abrazo. Lucia

    Responder
  2. Monica de Haseth   septiembre 19, 2017 at 3:11 pm

    Margarita siempre has sido tan solidaria me encanta como te relacionas con todos solucionandoles a personas especialmente a los niños sus estados de salud cuando hay de verdad una necesidad de mejorar la calidad de vida!!!! Valiosisima tu labor, gestion y dedicacion.

    Responder
  3. Patricia Jaramillo   septiembre 21, 2017 at 2:49 am

    Excelente y de gran impacto la labor de la Fundación Casa Colombia, con la entrega total, perseverancia, compromiso de Margarita y de su equipo de trabajo.

    Responder

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.