La Fundación Rockefeller invertirá en sala de crisis e iniciativas sociales para Cali

Crear una sala de crisis para la ciudad y apoyar las estrategias comunitarias que se adelantan a través del Programa Tíos en los diferentes sectores, hace parte de los beneficios a los que se hizo acreedora la ciudad por parte de la Fundación Rockefeller de Estados Unidos.

fundacion
Foto tomada de la página de la Alcaldía de Cali

Prensa Alcaldía de Cali. Dichos beneficios fueron otorgados luego de que la Fundación seleccionó a Cali para formar parte de un grupo de capitales que se unirá a las 100 ciudades resilientes de todo el mundo, dado el alto compromiso que tiene este municipio para construir estrategias que permitan superar crisis y emergencias.

Así lo explicó Aarón Spencer, gerente de Relaciones del Programa 100 Ciudades Resilientes de Rockefeller Foundation, quien estuvo de visita en la ciudad y se reunió con el alcalde Rodrigo Guerrero Velasco y otros funcionarios de la Administración Municipal, para explicar la importancia que tiene para Cali,  el haber sido escogida para ser parte de este programa.

“Nosotros tenemos cuatro tipos de apoyo que ganó la ciudad: fondos para llevar un proceso de planificación en la resiliencia urbana (liderazgo para actuar ante emergencia), apoyo en la consecución de una plataforma de servicios y herramientas que la ciudad pueda usar para lograr este objetivo, membresía para poder compartir con otras ciudades experiencias delo aprendido y el beneficio económico para ejecutar proyectos de resiliencia”, dijo el directivo.

Un beneficio que el alcalde Rodrigo Guerrero Velasco califica como un impulso muy importante, “para que Cali sea verdaderamente una ciudad resiliente, capaz de actuar ante adversidades que se registren y al mismo tiempo, para disminuir la vulnerabilidad de muchas comunidades”.

De acuerdo con Juan Esteban Ángel, secretario Privado de la Alcaldía de Cali, el hecho que la ciudad fue seleccionada dentro de este programa le significa una donación de un millón de dólares para ejecutar proyectos que permitan responder de manera oportuna a cualquier eventualidad.

“Con esos recursos vamos a fortalecer dos proyectos: uno es la sala de crisis que nos permita estar a la vanguardia ante cualquier catástrofe que pueda suceder en la ciudad y tener una capacidad de respuesta inmediata como otras grandes ciudades como Tokio o La Florida. Y el segundo componente es apoyar las estrategias comunitarias que el Programa Tíos tiene en las comunas más necesitadas de Cali”, dijo el funcionario.

Esto se convierte en un voto de confianza muy importante para la ciudad que beneficiará en gran medida a la comunidad en general.

Así lo explicó Rodrigo Zamorano Sanclemente, coordinador del Consejo para la Gestión del Riesgo de Desastres, Cmgrd, quien agregó que más que un apoyo financiero se logró un “respaldo logístico y estratégico para poder ejecutar la creación de la sala de crisis para Cali y beneficiar proyectos en otras comunas. Es un premio para la ciudad por parte de una de las fundaciones  más grandes y antiguas de Estados Unidos, que no es reembolsable, para proyectos de reducción de riesgo. Esto va a generar un gran impacto para que la ciudad sea resiliente, es decir que tenga todo para responder ante una gran inundación o alguna emergencia”.

En mayo próximo representantes de la Fundación Rockefeller regresarán a la ciudad para compartir los resultados de esta primera visita en los que se recorrió el Jarillón del río Cauca y así cristalizar la inversión para  junio de este año.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.