Carlos Pérez, un patinador con mucho corazón vallecaucano

Carlos Pérez quiere irse del patinaje pero con otro título mundial que se sumaría a los seis que ya tiene. Este estudiante caleño de administración de empresas está metido de lleno en su preparación para las competencias nacionales e internacionales que afrontará en 2015.

Katherine Martínez Rivera. Aunque en un principio su amor era el fútbol, el haber nacido con los pies hacia adentro hizo que Carlos Pérez cambiara los guayos por patines y que a los cinco años se iniciara en un deporte en el que daría muchas alegrías al Valle y a Colombia.

Carlos Pérez Canaval, patinador vallecaucano.
Carlos Pérez Canaval, patinador vallecaucano.

Desde entonces ha cosechado seis campeonatos del mundo, uno en Juvenil y cinco en Mayores y este año espera volverse a subir a lo más alto de pódium para cerrar el que podría ser el último año de su carrera deportiva.

Con el ánimo de lograr entrar este año en Selección Colombia y estar al máximo para Juegos Nacionales, ha volcado todos sus esfuerzos en su preparación: se levanta a las 5:00 a.m. sale a pedalear de su casa a las 5:30 a.m. durante dos o tres horas, después realiza otras dos horas de preparación física con pesas, vuelve a su casa a almorzar, y regresa para el entrenamiento de patinaje de dos horas y media en la tarde. Asimismo, decidió parar sus estudios durante este año. “Pensé con mis padres en parar la universidad ya que de pronto es mi último año en el patinaje, entonces quiero darlo todo de mí. Quiero, si Dios quiere, ser Selección Colombia para Panamericanos y el Mundial de Taiwán y estar en Juegos Nacionales”.

El 2014 fue un año duro para Carlos, tuvo varias lesiones que lo dejaron por fuera del Mundial de Rosario, Argentina. “Tuve muchas lesiones, de rodilla, de isquiotibiales, la verdad fue un año muy difícil para mí, además tuve algunos problemas con la parte directiva de la Federación, entonces anímicamente no estaba al 100%… estaba muy triste, salía de una y entraba a otra, pero creo que la vida es de retos y por eso estoy aquí hoy, entrenando fuerte para que este año sea el mejor año que haya podido tener”.

Y como él mismo lo dice, la vida es de retos, y en medio de lo difícil de sus lesiones, viajó al Mundial en un roll distinto, esta vez no fue a patinar y a poner a los colombianos a hacer fuerza y celebrar, sino como embajador de marca de MPC, una compañía estadounidense que es su patrocinador. “Me dieron la oportunidad de viajar a Rosario a ser embajador de la marca, a promocionarla y a que Colombia y todo el mundo ganara con la rueda, y gracias a Dios tuvimos los mejores resultados”. Además en el final del año ganó dos importantes maratones de patinaje: la de NorthShore en Duluth, Minnesota y los 100 kilómetros en New York.

Sin embargo, la decisión de retirarse no tiene que ver con lo ocurrido el año anterior, sino con el propósito de afrontar otros retos. “Pienso que se cumple un ciclo, no es porque el cuerpo me lo pida, simplemente es hora de tomar decisiones, estudiar y ser un profesional”. Esto no significa alejarse del deporte, Carlos estudia Administración de Empresas en la Javeriana y aunque siempre ha pensado crear su empresa, también le gustaría ser dirigente deportivo. “Este deporte es muy lindo, yo creo que se puede promulgar más en el futuro hacia unos Juegos Olímpicos”.

Como todos los patinadores, afronta el hecho de que este deporte no sea Olímpico, razón por la que le gustaría hacer el paso al patinaje de velocidad en el hielo como ya lo están haciendo algunos de sus compañeros de Selección, sin embargo “es un tema muy delicado porque es un deporte muy caro, en el que se necesita de un patrocinador. Las temporadas del hielo fácilmente pueden ser de 15.000 ó 20.000 dólares, me encantaría pero en estos momentos mi prioridad es otra, vamos a ver en un futuro si se pueden dar las cosas”.

Este 2015 será un año de muchos desafíos, pues aunque no estuvo presente en el campamento realizado en Rionegro, por falta de puntos, ya que durante el Nacional pasado se encontraba compitiendo en Estados Unidos, abrirá esta temporada corriendo en casa, en el Nacional que se realizará en Cali entre el 12 y el 15 de este mes, inmediatamente terminado este evento, viajará a  Estados Unidos para competir en la World Cup en Las Vegas, del 16 al 22 de febrero, y de ahí en adelante seguirá sumando puntos con miras a ser Selección Colombia para los Juegos Panamericanos de Toronto y Mundial de Patinaje de Taiwán, así como para representar con todo al Valle en los próximos Juegos Nacionales.

Es un reto muy difícil porque en el mes de noviembre hay dos eventos muy importantes que son el Mundial y los Juegos Nacionales, se terminan Juegos y a los 10 días es el Campeonato del Mundo. Quiero trabajar muy fuerte para estar en los dos al 100%, pero hay que esperar a ver qué hace la Federación, a quiénes van a seleccionar, ya que por lo general los deportistas prefieren unos Juegos Nacionales que son un proceso muy largo de cuatro años y esperar un año para el mundial… En lo personal yo preferiría el mundial, porque quiero salir por la puerta grande y sé que lo puedo hacer, pero en estos momentos tengo un compromiso muy grande por el Departamento, creo que tenemos que luchar para que el Valle sea nuevamente campeón ya que el año pasado Bolívar se preparó muy fuerte y ganó en casa, además tenemos que demostrarle a todos los que se fueron que no tomaron la mejor decisión”.

Aunque no los juzga, pues él mejor que nadie sabe la difícil situación que afronta el Valle en materia deportiva: “vos tenés que estar en un departamento que te pueda colaborar y lastimosamente aquí en el Valle es muy difícil, hay mucha gente muy buena, que gana mucho, pero no hay los recursos, entonces la gente talentosa tiene que partir a otros departamentos que económicamente los pueden sostener, no los culpo, es decisión personal”. Carlos también tuvo la opción de irse, pero el amor a su tierra pudo más. “En el 2012 se habló con Bolívar y Boyacá me querían tener pero el corazón es de aquí, es valluno, entonces por mas difícil que fuera la situación, siempre mi deseo es apoyar al deporte vallecaucano y si es con medallas, mejor”.

En sus tiempos libres le gusta escuchar música, ir a cine, y manejar, “llego, cojo mi carro y empiezo a voltear, paro en una parte y me tomo un café, principalmente comparto con mi familia o salgo solo a distraerme”.

Y es justamente su familia su gran motor, a ellos les agradece el haber estado siempre. “Sin ellos no estaría aquí en este momento, son mi motor desde el principio, mi mayor patrocinador. Lastimosamente este deporte también es muy caro y se necesita que los papás te estén comprando la licra, las botas, las ruedas, pero sobre todo se necesita el acompañamiento y yo lo tuve siempre, ellos se levantaban a las 6:00 a.m. todos los días a entrenar conmigo, y creo que fue una parte importantísima en mi vida”. Por esta razón su mejor victoria la recuerda rodeado de los suyos: “fue en Guarne, Antioquia, en el 2010, en la maratón, esa es la prueba que más me ha gustado, en la que más me he destacado y ganar en casa con el público, con tu familia, con tus papas apoyándote, es un triunfo que nunca voy a olvidar”.

Seguramente tampoco olvidará este 2015 que apenas empieza, un año en el que el Valle y Colombia espera celebrar con sus victorias.

2 Responses to "Carlos Pérez, un patinador con mucho corazón vallecaucano"

  1. jose a sanchez   febrero 10, 2015 at 7:25 pm

    tuve la oportunidad de conocer a carlos en la competncia de NY , un gran deportista , y compartimos un par de practicas indoor . es una muy buena persona., mis mejores deseos para carlos perez.

    Responder
  2. Paola Ospina   febrero 11, 2015 at 3:08 am

    Que orgullo para el Valle y Colombia contar con estos deportistas tan entregados.
    felicitaciones y que este 2015 llegue cargado de éxitos

    Responder

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.