58.000 personas beneficiadas con los proyectos de la Fundación EPSA

Durante 2014 la Fundación EPSA invirtió cerca de $2.800 millones en la gestión de proyectos de mejoramiento de la calidad educativa y desarrollo comunitario, así como a través del programa ‘Corazones con Energía’ y algunas donaciones especiales de apoyo a la educación, el arte y la cultura y la promoción de la ciudadanía corporativa.

logo-EPSA-texto_sombra_100Cerca de 58.000 personas en 18 municipios del Valle del Cauca, Tolima y Cauca resultaron beneficiadas con la gestión de la Fundación, que se enmarca en el compromiso de EPSA, empresa de servicios del sector eléctrico, con el desarrollo de las comunidades vecinas a sus áreas de influencia.

“El compromiso de la Fundación, desde el momento de su creación siempre ha sido pensarse como un soporte de relacionamiento de la empresa con las comunidades. Su consolidación, y en especial los 15 años de su gestión, son el resultado de un trabajo arduo realizado por un grupo de personas que aportaron y aportan, tanto en el ámbito profesional como personal, su voluntad para construir una entidad social reconocida y, sobre todo, comprometida”, afirmó Óscar Iván Zuluaga Serna, gerente general de EPSA.

De acuerdo con el balance presentado por el directivo, se desarrollaron proyectos orientados al mejoramiento de la calidad educativa en 157 instituciones. Así mismo, en materia de desarrollo comunitario se benefició a cerca de 1.500 personas de nueve municipios y se obtuvieron donaciones por $370 millones.

En 2014 la Fundación EPSA cumplió 15 años de historia y compromiso social, contribuyendo al mejoramiento de las condiciones de vida de las comunidades y a la sostenibilidad de las regiones donde EPSA está presente, a través de
programas y proyectos participativos, sostenibles y con resultados medibles que fortalecen y desarrollan capacidades en el sector educativo y las organizaciones comunitarias.

“La Fundación EPSA nos ha dado muchísimos momentos de satisfacción: el agradecimiento de las comunidades, el trabajo conjunto que hacemos con los líderes, las sonrisas de los niños beneficiarios, y el compromiso de las
organizaciones que reciben sus capacitaciones. Ellos son nuestro motor cada día para seguir adelante. El alma de la Fundación está en los rostros de todas las personas con las que nos relacionamos.”, aseguró Luz María Gallo Álvarez,
directora de la Fundación.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.