Orlando Duque: un hombre de altura

El nadador caleño Orlando Duque inauguró para Colombia una era de triunfos en los saltos de altura. Primero en Barcelona y después en Rusia, se coronó campeón mundial de una disciplina que implica alto risgo.

Orlando Duque durante el Mundial de Natación en Barcelona 2013 / Foto Federación Colombiana de Natación.
Orlando Duque durante el Mundial de Natación en Barcelona 2013 / Foto Federación Colombiana de Natación.

Por Carlos Andrés Rendón. Le gusta el rock, la salsa, la comida vallecaucana y por supuesto saltar desde grandes alturas. Una de sus últimas grandes hazañas fue el salto desde el palo mayor del Buque Escuela Gloria de la Armada Nacional, a 27 metros, pero el 2014 también le dejó el campeonato de la Copa Mundo de saltos de gran altura en Rusia. Así es Orlando Duque, el caleño que posee dos récords Guinnes y quien es el único campeón colombiano en un mundial de natación.

Cuando tenía 8 años, Orlando Duque iba a las Canchas Panamericanas, pero no a las piscinas, su pasión en ese entonces era jugar fútbol en un terreno que quedaba atrás de ese escenario deportivo. Sin embargo, cuando cumplió nueve años el agua lo sedujo.

Este caleño práctica una disciplina que no es apta para quienes le tienen miedo a las alturas. Aunque el Cliff Diving es similar a los clavados tradicionales, pues como lo indica Orlando “utiliza la misma técnica y la misma composición de los saltos” tiene como diferencia la altura. “Saltamos tres veces más alto. La altura principal son 10 metros en piscina pero nosotros saltamos de 30-40 metros. Por eso, al tener más tiempo, podemos hacer más cosas en el aire, pero también el impacto con el agua es mucho más fuerte y por eso más peligroso también”.

Claro está que el once veces campeón del mundo de clavadismo no comenzó saltando desde tan arriba. Cuando tenía nueve años Orlando entrenaba en las piscinas Hernando Botero Obyrne, donde aprendió la técnica de los clavados y de ahí en adelante empezó a aumentar la dificultad. Así lo hizo durante 10 años, hasta que partió para Europa.

En el 2013 por primera vez la FINA (Federación Internacional de Natación) incluyó los saltos de gran altura dentro de un mundial de este deporte y fue precisamente en Barcelona donde Orlando Duque se convirtió en el primer campeón mundial de esta disciplina y en el primer colombiano en ganarse un oro en un campeonato mundial de natación.

Saltos para el recuerdo muchos. Sin embargo, tiene dos muy importantes: un triple salto de medio giro para el campeonato mundial de 1992 en Suiza, su primer salto en esta disciplina, y el que más recuerda “uno en el campeonato mundial en el 2000, cuando gané mi primer campeonato”.

Orlando vive en Hawai con su esposa Catalina, pero extraña todo de Colombia…“Todo, la familia, la comida, mis amigos. Yo llego aquí y soy muy feliz”.

A los jóvenes deportistas les aconseja que “busquen lo que les apasiona. A todos nos ha gustado un deporte: hoy probablemente hay quienes quieran ser ciclistas, mañana beisbolistas. Por eso, que busquen lo que les gusta y así, con pasión, podrán dedicarle mucho más tiempo y empeño”.

Asimismo, hace un llamado para más apoyo al deporte, pues aunque él ha contado con el patrocinio de Red Bull, sabe que falta mucho para que el deporte regional y colombiano siga creciendo.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.